La alimentación de la madre durante el embarazo ejerce gran influencia sobre la gestación. Hoy quiero hacer referencia a dos de los micronutrientes de mayor importancia para el desarrollo de los bebés durante su vida en el vientre materno. Estos son el ácido fólico y el yodo.

ACIDO FÓLICO

Son muchos los estudios que demuestran que un aporte adecuado de acido fólico previo a la concepción reduce el riesgo de aparición de defectos del tubo neural en los bebés (defectos congénitos del cerebro, columna vertebral y médula espinal).

Importancia del acido fólico y el yodo en el embarazo

El Ministerio de Sanidad establece como recomendación la suplementación diaria de acido fólico en las mujeres que planifican su embarazo desde al menos uno o dos meses previos a la concepción.

De ahí la importancia de planificar los embarazos y de acudir a la consulta preconcepcional. El objetivo de esta consulta es optimizar la salud de la madre y el padre antes de concebir, con la finalidad de conseguir mejores resultados de salud en el recién nacido.

Indistintamente de la suplementación de acido fólico se aconseja a todas las embarazadas la ingesta de alimentos ricos en este último, especialmente vegetales de hoja verde, hígado, frutas, cereales, legumbres, levaduras y frutos secos.

Gran cantidad de gestaciones no son planificadas, lo que da lugar a un aumento de la vulnerabilidad del embrión durante su periodo más frágil, las diez primeras semanas desde la última regla, momento en el que se produce la formación de sus órganos.

YODO

El cerebro se desarrolla durante la vida intrauterina y la primera infancia, por lo que un déficit de yodo, sobre todo en la primera mitad del embarazo, puede causar daños neurológicos irreversibles en el bebé.

En la actualidad la mayoría del yodo se encuentra en el mar, mientras que la superficie terrestre es muy pobre en este compuesto. Generalmente los alimentos, exceptuando los de origen marino (peces, moluscos y algas), son pobres en yodo. Es por eso que en la población general, así como en mujeres que planifican su embarazo y en embarazadas está recomendado el consumo de sal yodada.

Las gestantes necesitan dosis de yodo más elevadas que la población general, por lo que esta última medida resulta insuficiente para cubrir sus necesidades. Por eso también está recomienda su suplementación.

Puedes ampliar la información en este enlace o en este otro.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *