La copa menstrual es una interesante alternativa a las compresas y los tampones. Se trata de un recipiente que se introduce en la vagina durante la menstruación con el fin de recoger el flujo menstrual.

Su precio puede variar, pero normalmente oscila entre los 20-30 €. Su coste puede parecer elevado, pero una de sus principales ventajas es que puede llegar a durar hasta 10 años. Puede permanecer en el interior de la vagina hasta 12h sin necesidad de vaciarla si el flujo menstrual no es muy abundante, lo cual es otra ventaja. Durante la menstruación únicamente es necesario enjuagarla con agua para volverla a utilizar.

La talla adecuada para cada mujer dependerá fundamentalmente de la tonicidad de la musculatura de su suelo pélvico. Conforme avanza la edad, se tienen hijos y se deja de practicar ejercicio de forma regular, la tonicidad de la musculatura del suelo pélvico disminuye. Esto hace que la talla requerida por cada mujer sea diferente.

Aprender a utilizar la copa menstrual requiere cierta práctica, por lo que es recomendable aprender a utilizarla cuando no se vaya a salir de casa para evitar situaciones embarazosas.

Si te dispones a usarla es importante que estés tranquila y que adoptes la postura que más te pueda facilitar su inserción (cuclillas, sentada, de pie, …). Después con las manos limpias dobla la copa como se puede ver en la imagen y procede a introducirla de este modo en el interior de tu vagina. Asegúrate de que la copa se desdobla posteriormente, para ello agarra la copa por su parte inferior y hazla girar.

Cuando sea el momento de cambiarte, tira de la parte inferior de la copa hasta alcanzar su base, presiónala e inclínala para hacer desaparecer el vacío y poderla sacar. Esteriliza la copa en agua hirviendo no más de tres minutos al finalizar tu menstruación o justo antes de usarla en la siguiente. Guárdala siempre en su bolsa de tela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *